Saltar al contenido

Halcón de cola roja

El halcón de cola roja es uno de los halcones más grandes, por lo general pesa entre cuatro y ocho kilos. Como ocurre con la mayoría de las aves rapaces, la hembra es casi un tercio más grande que el macho y puede tener una envergadura de más de un metro. Esta especie muestra una gran variación individual en el plumaje.

El adulto tiene una cola de color rojizo que puede tener o no una barra terminal negra. Los adultos son de color marrón oscuro en el dorso y la parte superior de las alas. La parte inferior del ave suele ser clara con una banda oscura en el vientre y una capa de canela en el cuello y el pecho. Los halcones inmaduros se parecen a los adultos excepto que su cola es marrón con barras oscuras; la cola roja muda durante su segundo año.

El halcón de cola roja adulto se identifica fácilmente, ya que cuando deja su percha en aleteos lentos y medidos, o gira mientras vuela por encima de su cabeza, la cola ancha y redondeada muestra un rojo intenso y rojizo, de ahí el nombre. Dentro de su rango, su frecuente voz alta y alta son un buen indicador.

Geografía: rango

El halcón de cola roja se extiende a lo largo de América del Norte hasta el centro de Alaska y el norte de Canadá, y al sur hasta las montañas de Panamá. Aunque no son verdaderamente migratorios, se adaptan estacionalmente a las áreas con las presas más abundantes. En invierno, muchas de las aves del norte se desplazan hacia el sur.

Halcón de cola roja

Buteo jamaicensis

Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Falconiforme

Familia: Accipitridae
Género: Buteo
Especie: jamaicensis

Peso de las estadísticas vitales : 4-8 kg
Envergadura del ala: 1,2 metros”
Madurez sexual: 3 años.
Temporada de apareamiento: primavera
Incubación: 28-32 días
No. de huevos: 1-3
Intervalo de nacimiento: año
Vida útil: 10-21 años.
Dieta típica: pequeños roedores, serpientes.

Especies relacionadas

Los halcones son carnívoros (carnívoros) que pertenecen a la categoría de aves conocidas como rapaces, aves rapaces. Tienen picos fuertes y en forma de gancho; sus pies tienen tres dedos apuntando hacia adelante y uno hacia atrás; y sus garras, o garras, son largas, curvas y muy afiladas. La presa se mata con las garras largas y, si es demasiado grande para tragarla entera, se corta en pedazos del tamaño de un bocado.

Desde el comienzo de la historia registrada, las aves rapaces han sido tanto despreciadas como veneradas. El deporte de la cetrería, que utiliza rapaces como ayudas para la caza, se practica en Asia y Egipto desde el 3000 a. C. Sin embargo, hasta los últimos años, las aves de presa también han sido destruidas sin piedad debido a la competencia real o imaginaria con los humanos por la caza y los animales domésticos.

El halcón de cola roja es una agrupación de 14 subespecies, cada una de las cuales es más o menos específica de un área geográfica, y se diferencia de las demás en tamaño, marcas, etc.

Comparaciones

Según la forma general del cuerpo y los hábitos de vuelo, los halcones se clasifican en diferentes grupos (géneros): los más comunes son los accipiters y los buteos.

El halcón de brillos afilados, el halcón de Cooper y el azor son Accipiters. Tienen colas largas y alas cortas y redondeadas que les permiten atravesar y rodear los árboles en busca de otras aves, sus principales presas. Por lo general, vuelan bajo con una serie de aleteos rápidos seguidos de un breve período de navegación, luego otra serie de aleteos. Los accipiters están asociados con áreas de matorrales y madera.

Los Buteos son los más grandes de los halcones. Son los halcones de alas anchas y de cola ancha que se ven más fácilmente debido a su hábito de dar vueltas en el aire o posarse en árboles muertos o postes telefónicos a lo largo de la carretera. Entre ellos se encuentran los halcones de cola roja, de hombros rojos, de Swainson, de patas ásperas y ferruginosas.

Hechos curiosos

  • Los halcones son carnívoros (carnívoros) que pertenecen a la categoría de aves conocidas como rapaces.
  • El halcón de cola roja es el miembro más común de la familia de los halcones ratoneros.
  • La vista de un halcón es 8 veces más poderosa que la de un humano.
  • Como todos los halcones, las garras del halcón de cola roja son sus principales armas.
  • El halcón de cola roja tiene un grito ronco y áspero de 2 a 3 segundos que se escucha con mayor frecuencia mientras se eleva.
  • 85 a 90% de la dieta del halcón de cola roja se compone de pequeños roedores.

Vocalización

El halcón de cola roja tiene un grito ronco y áspero de 2 a 3 segundos que se escucha con mayor frecuencia mientras se eleva. Son más ruidosos cuando defienden a sus crías. Cuando los padres abandonan el nido, las crías emiten un fuerte lamento “klee-uk”, repetido varias veces: este es un grito de comida.

Cola

El halcón de cola roja tiene una cola ancha y redondeada que muestra un rico rojo rojizo.

Ojos

La vista de un halcón es ocho veces más poderosa que la de un humano.

Comportamiento

El halcón de cola roja es el miembro más extendido y familiar de los buteos americanos (grandes halcones en alza). Anidan en el mes de marzo en árboles altos. Como todos los demás Buteos, no vuelan rápido, sino que vuelan a gran altura usando su aguda vista para detectar el más mínimo movimiento en la hierba de abajo. Es un ave agresiva y defiende vigorosamente su territorio, especialmente durante los meses de invierno cuando la caza es difícil.

Habitat

El halcón de cola roja se encuentra generalmente en pastizales o hábitats de arbustos de marismas, pero es un ave muy adaptable, que se encuentra igualmente en casa en desiertos y bosques, y a diferentes alturas sobre el nivel del mar.

Comida y caza

El halcón de cola roja es un cazador muy oportunista. Su dieta es variada, pero ahora hay evidencia concluyente de que entre el 85 y el 90% está compuesta por pequeños roedores, con conejos, serpientes y lagartos incluidos. Donde hay una gran cantidad de faisán, estos se convierten en el alimento preferido en primavera y verano. Como todos los halcones, sus garras son sus principales armas.

Cría

El apareamiento y la construcción de nidos comienzan a principios de la primavera, generalmente en marzo y continúan hasta mayo. Esto va acompañado de espectaculares exhibiciones aéreas de machos y hembras. Dando vueltas y elevándose a grandes alturas, doblan sus alas y caen en picado hasta el nivel de la copa de los árboles, repitiendo esta exhibición hasta cinco o seis veces.

Los nidos están ubicados de 35 a 75 pies de altura en las horquillas de árboles grandes. El nido es grande, plano, poco profundo y está hecho de palos y ramitas de aproximadamente 1/2 pulgada de diámetro. Tanto los machos como las hembras ayudan en la construcción del nido. Los sitios de anidación se pueden utilizar de un año a otro, ya que existe una fuerte evidencia de que los halcones se aparean de por vida. Si el nido viejo está dañado por el viento, cada año se agregan capas de material nuevo para anidar.

La hembra suele poner 2 huevos de color blanco opaco a blanco azulado que están marcados con una variedad de manchas y manchas rojizas irregulares. La incubación dura entre 28 y 32 días y la hembra la mantiene casi en su totalidad. Durante este período, el macho caza a ambos y les lleva su comida al nido.

Cuando nacen, las crías se cubren con un plumón blanco. Crecen lentamente y requieren mucha comida, lo que mantiene ocupados a ambos padres. Permanecen en el nido hasta 48 días. Durante los últimos 10 días aproximadamente, las crías, que ahora parecen tan grandes como las aves parentales, practican batiendo sus alas y balanceándose en el viento en el borde del nido, preparándose para los días en que se lanzarán al aire.

Los jóvenes empluman alrededor de los 45 días. Por lo general, las colas rojas no comienzan a reproducirse hasta el tercer año.

Conservación

En California, las leyes estatales y federales protegen a todas las aves rapaces. Debido a su inexperiencia en la caza, se pueden ver aves jóvenes comiendo animales muertos en la carretera. Incluso pueden matar pollos y, a pesar de esta rara ocurrencia, la cola roja se conoce en todo el país como un “halcón pollo”. Como consecuencia, los halcones muertos que cuelgan de las cercas y que yacen debajo de los árboles y postes eléctricos son una prueba muda de que los tiradores, sin comprender la importancia económica o estética de las aves de rapiña, o tal vez sin conocer las leyes de protección, aún las matan indiscriminadamente. En el raro caso de una rapaz o un halcón que se dedica a la depredación activa de aves o animales domésticos, dicha ave puede ser eliminada con prudencia de acuerdo con las regulaciones vigentes.

0/5 (0 Reviews)